viernes, 13 de marzo de 2015

BLOGSSIPGIRL TE PRESENTA: LA LOLA SE VA DE BODA

Nacho Viñau es polifacético, inquieto y con un punto bohemio... siempre buscando cosas nuevas en la vida. Amante del arte, de la cultura, y sobre todo, de las cosas bonitas y de los pequeños detalles. 
Editor de blogs de ámbito nacional como DecoesferaAmbiente GTrendencias Shopping, y blogs locales como Made in Zaragoza Zaragoza Urban FashionLa Cocina de José FernándezTu casa y tú


Y ahora joven emprendedor, una de las piezas clave de La Lola se va de Boda


Hoy Blogssipgirl ha querido conocer más de cerca a Nacho y sus proyectos

 

La historia: La Lola se va de Boda es mucho más que una empresa de personalización de bodas, ya que ofrece el servicio de interiorismo y decoración. Una reunión, una primera toma de contacto, un ambiente relajado y se enciende el mecanismo: el proyecto está en marcha. Se busca un hilo argumental, una escenario, una historia y se da forma a la boda de tus sueños, totalmente personalizada y con decoración handmade, diseñada y realizada por la propia Lola para dar ese toque único y lograr que cada pareja se sienta única. 

La entrevista:
¿Cómo definirías La Lola se va de boda? 
Una empresa desde la que tratamos de hacer felices a la gente organizando una boda, una fiesta temática, un cumpleaños o la inauguración de una tienda. No hay nada más maravilloso en esta vida que ayudar a la gente a ser feliz, ayudar a que los demás puedan cumplir sus sueños. Y desde la Lola tratamos de hacer realidad estos sueños poniendo un poco de encanto a la vida.  
¿Qué hizo que te embarcaras en esta aventura?  
¿Cómo se te ocurrió la idea de este negocio? 
Anteriormente teníamos otra empresa de interiorismo y generación de contenidos en el ámbito internet 2.0, y algunos clientes a los que les habíamos realizado trabajos de interiorismo comenzaron a pedirnos que les decoráramos también fiestas y eventos. Tampoco es algo nuevo, porque yo estudié en Madrid hace algunos años Protocolo y Ceremonial, e Israel, la otra parte de La Lola, además de ser arquitecto técnico interiorista, ha mamado desde niño el arte floral porque sus padres tienen floristería en Madrid desde hace más de 35 años, es la parte más creativa del proyecto, porque además de mucha imaginación, gracias a su profesión tiene una visión espectacular para transformar los espacios. 
¿Cuánto tiempo costó ponerlo en marcha?
Ha costado, porque cuando comienzas un proyecto desde cero siempre cuesta ponerlo en marcha. Hay que luchar mucho, y más en estos tiempos, con la situación económica, con las trabas de la propia administración... Pero el caso es que La Lola está aquí y con muchos proyectos de futuro. 
A la hora de "inventar" una boda ¿en qué os inspiráis? 
En cualquier cosa. En primer lugar, en los novios o en los clientes. Su personalidad  es una fuente de inspiración única. Nuestra forma de trabajo es tomarnos un café con ellos en un sitio bonito para conocerlos de una forma distendida e ir sacándoles información de su forma de ser, de sus gustos... Y luego además muchas veces la inspiración viene una tarde mientras viajas, mientras paseas, o realizando otros trabajos. La inspiración viene de repente y cuando menos la esperas. Hay parejas que ya vienen con una idea en la cabeza, y nos llaman porque no tienen tiempo de organizarse la boda, y otras muchas que no tienen claro lo que quieren y nos dejan campo libre para diseñar la boda, siempre en estrecha colaboración con ellos, por supuesto.
¿Cuál ha sido la boda más original o de la que guardas un recuerdo más especial?
Todas las bodas son especiales, porque cada pareja es única, y al final, como son tantas horas de reuniones, llamadas, preparativos, estableces un vínculo muy especial con cada una de ellas. Quizás por el entorno, las mas diferentes han sido una boda que organizamos el pasado otoño en un barco en  el centro dela bahía de Santander, o las bodas en el Pirineo
¿Cómo está siendo la respuesta de la gente? Tendrás anécdotas o historias curiosas, supongo...
La verdad es que la respuesta está siendo buena. Esta es nuestra tercera temporada, y a diferencia de las anteriores, notamos ya que la gente nos conoce y nos viene a buscar. Ya comienzan a llegarnos parejas que han asistido a bodas que ya hemos organizado, y eso da mucha satisfacción porque al final es el resultado de un trabajo bien hecho. Anécdotas y cosas curiosas tenemos un montón para contar, desde la forma en que se han conocido algunas parejas, a bodas en las que estaba diluviando hasta momentos antes de comenzar la ceremonia y momentos antes de la hora prevista para comenzar se ha despejado y ha salido un sol radiante. O una boda en la que la decoración giró en torno al color de los zapatos Manolo Blahnik de la novia. 
¿Cómo está siendo la evolución del negocio hasta la fecha? 
Como todo lo que merece la pena en esta vida, poner en marcha una empresa cuesta. Pero el balance sin duda es muy positivo, porque pese a hay que meter más horas que un reloj, hacer lo que te gusta es fundamental para ser feliz. Tener una empresa de organización de eventos supone grandes dosis de creatividad, y además, enfrentarse a cada nueva boda o a cada nuevo evento es como un reto que hay que superar. A fin de cuentas tratamos de organizar momentos únicos, y muchas veces los clientes te piden cosas que exigen darle muchas vueltas a la cabeza para poder satisfacerlos, y buscar y rebuscar en ocasiones en tiendas y anticuarios de Zaragoza o de Madrid para encontrar el material o el atrezzo más adecuado para cada ocasión. 
Estamos siendo invadidos por las redes sociales y nuevas tecnologías... En tu profesión ¿cuál es la más indicada?
Es un canal único para darse a conocer en estos momentos. Tanto a nivel personal como profesional estamos en distintas redes, pero para mí, la más gratificante es sin duda Instagram. De entrada, soy un apasionado de la fotografía, y además es una red social muy amable, en la que se ven cosas muy bonitas. Es como tener una pequeña ventana abierta al mundo desde el teléfono móvil. Aunque eso sí, el estar en redes sociales no significa dejar otros medios para darte a conocer. De hecho, el boca a boca sigue siendo en este campo fundamental para lograr nuevos clientes. 
¿Cómo ves Zaragoza? ¿cómo somos los zaragozanos? 
Tengo una relación de amor odio con esta ciudad. Cuando estoy aquí quiero salir, y cuando estoy fuera, quiero volver. Zaragoza es una ciudad con muchas posibilidades, pero nos falta que nos lo creamos y dar el salto para dejar de ser una ciudad grande y convertirnos de verdad en una gran ciudad. Con la Expo, Zaragoza dio un salto cualitativo en muchos aspectos, pero todavía falta mucho camino por recorrer. Falta reactivar un poco el centro, falta algo de vida cultural, y falta poner guapa a Zaragoza. En otras ciudades se cuidan mucho los detalles, la estética, el mobiliario urbano, las farolas, los jardines... Pero en Zaragoza Zaragoza parece que se prefiere lo funcional a lo bonito... Y ambas cosas deberían ser compatibles y no estar reñidas.  Quizás tiene mucho que ver en todo esto lo invididualistas que somos, y la falta de visión para generar proyectos ilusionantes y comunes a todos los niveles. 
¿Qué destacarías de Zaragoza?
Zaragoza tiene muchas virtudes, tiene un tamaño ideal, un casco antiguo bonito lleno de plazas para pasear, una gastronomía de primera,un río que tras la Expo hemos comenzado a sacarle partido... Y además hay una parte de la ciudad que se esfuerza por sacar la ciudad adelante y hacer cosas modernas, por abrir cafés bonitos, tiendas con encanto, en organizar eventos culturales...  Zaragoza tiene mucho potencial, hay mucho talento en estas calles, y prueba de ello es la cantidad de zaragozanos que están triunfando a lo largo y ancho del mundo. 
En una profesión como la tuya, es importante conocer el mundo de la moda... ¿ te gusta? ¿sigues tendencias?  
Sí, no soy un esclavo de la moda, pero sí que me gusta estar al tanto de lo que se lleva. Porque me gusta vestir bien, y porque además por mi otro lado profesional, el de blogger, me exige estar atento a lo que se lleva y a lo que va a venir. No soy fiel a una firma o a un diseñador en concreto. Depende de la temporada y de las colecciones que van sacando, y de si me gustan o si no me gustan.




Una sugerencia: Si estás haciendo planes de boda te animo a que te dejes guiar por Nacho e Israel. Estos dos profesionales del estilo y el gusto exquisito llenarán de elegancia tu día más especial.
Un cotilleo: Próximamente Nacho, siendo fiel a su vena inquieta y creativa, sorprenderá con nuevos proyectos...Así que no le pierdas de vista.
Más información: En su web, por tel: 636331618, por email: info@comercioycomunicacion.com y a través de facebooktwitterinstagram y pinterest
Y tú ¿ya conoces el buen hacer y la clase de La Lola se va de Boda?
Bisous, bisous
S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada